Quien es José Luis Tébar

Soy una persona que un día decidió cambiar, disfrutar de la vida y ser feliz. Pero ese cambio no sucedió de un momento a otro. Fue precedido de un largo aprendizaje, un proceso en el que es fundamental conocerse a sí mismo, aceptar tus limitaciones y reconocer las virtudes que te aportan valor. Es ese conocimiento, esa búsqueda, la que cambia tu programación mental consiguiendo que pienses de modo diferente, abriéndote a la vida.

Desde siempre mis manos desprenden energía. Pronto averigüé que con ellas podía ayudar a los demás y comencé mi andadura como Quiromasajista hasta que descubrí el Reiki. Fue sorprendente encontrar un arte que me permitiera utilizar y canalizar esa energía. Así que comencé mi formación y actualmente ostento el grado de maestría en Reiki Usui Japonés.

Tiempo después retomé el Quiromasaje y tras cuatro años de estudio adquirí el máster en quiromasaje por el Grupo de formación CIM. Aún hoy día continúo actualizando mis conocimientos en ambas disciplinas combinándolas en mis sesiones.

Mientras todo esto ocurría comencé a practicar yoga, lo que me aportó una visión diferente de la vida y cambió mi forma de pensar.

Fue entonces cuando llegó a mis manos "Mi". Un precioso cuenco tibetano con el que me inicié en el camino de la Sonoterapia. Tras varios cursos de formación y horas de estudio, en las que leí multitud de libros sobre el tema, conseguí una interesante colección de instrumentos y comencé mi andadura en el mundo de los conciertos de Cuencos Tibetanos, Viajes de Sonido y masajes con Cuencos.

Los Gong entraron en mi vida con fuerza, aportándome equilibrio, armonía y fortaleza. Mi formación junto al mejor maestro de Gong en España concluyó con la realización, junto a otros compañeros, de la primera Puja de Gong en Murcia.

Quiron, mi primer gong grande, me acompaña en casi todos mis eventos. Según la mitología griega, Quiron era un centauro que utilizaba su gran sabiduría en medicina para realizar todo tipo de curaciones.

Mi gran curiosidad me acercó al Coaching Humanista y la PNL. Aprendí a acompañar a las personas para que pudiesen alcanzar objetivos y crecimiento personal, guiándoles en su camino hacia el autoconocimiento.

Todo esto me ayudó a crecer y, como dije antes, a disfrutar de la vida y ser feliz.

José Luis Tébar
José Luis Tébarjoseluistebar@joseluistebar.es